13 y 14 de diciembre: No te pierdas al rey de las lluvias de meteoritos

Se podrán ver desde casa, sin necesidad de telescopios o equipos costosos.

0
16
Google Noticias

13 y 14 de diciembre: No te pierdas al rey de las lluvias de meteoritos

En lo que a observar estrellas se refiere, el año aún podría redimirse, ya que diciembre ofrece algunos de los más impresionantes espectáculos celestes que se pueden ver desde casa, sin necesidad de telescopios o equipos costosos.

Dos planetas que se funden en uno y la mejor lluvia de meteoritos… todo lo que necesitarás son cielos despejados, protección para los ojos cuando sea necesario y un par de indicaciones sobre dónde y cuándo mirar.

La lluvia de meteoritos de las gemínidas, visible desde todo el mundo

La lluvia de meteoritos de las gemínidas es uno de los eventos a disfrutar: cuanto más oscuro, mejor se podrán ver.

Puede que hayas visto otros meteoros en los últimos meses, pero prepárate para “el rey de las lluvias de meteoritos”.

“La mayoría de las lluvias de meteoritos se produce cuando la Tierra se mueve a través de los rastros polvorientos que dejan los cometas“, dice Patricia Skelton, astrónoma del Real Observatorio de Greenwich en Reino Unido.

“Pero la lluvia de meteoros de las gemínidas es diferente, ese rastro ha sido dejado atrás por un asteroide llamado 3200 Faetón”, señala Patricia.

De modo que cada año, mientras nuestro planeta atraviesa esa abundante corriente de escombros, podemos disfrutar de una generosa exhibición nocturna: hasta 150 estrellas fugaces por hora en su punto más alto, del 13 al 14 de diciembre.

Los meteoritos entran en la atmósfera de la Tierra a 130 mil km por hora

“Los meteoritos entran en la atmósfera de la Tierra a velocidades de alrededor de 35 km por segundo… ¡eso es casi 130 mil km por hora!”, explica Patricia.

Espere ver rayas de luz amarillas -y ocasionalmente verdes o azules- cruzando el cielo nocturno “mientras los meteoros combustionan [volando en todas direcciones]”, añade.

Cuanto más oscuras son las condiciones, mejores son las posibilidades de disfrutar de este bello fenómeno, pero incluso se puede llegar a ver en las zonas urbanas, pese a la contaminación lumínica.

Y más buenas noticias: a diferencia del año pasado (cuando coincidió con ese enemigo público de la observación de las estrellas, la luna llena), esta vez hay luna nueva, lo significa que la Luna está escondida y, por lo tanto, el cielo está más oscuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here