¿Qué es la alimentación intuitiva? Te damos las claves para entenderla

Te presentamos una dieta que te invita a escuchar a tu cuerpo

0
7
Google Noticias

¿Qué es la alimentación intuitiva? Te damos las claves para entenderla

Las dietas que te hacen contar cada caloría de lo que comes se están quedando atrás y una de las nuevas opciones que prometen ayudarte a cuidar tu peso sin sufrir es la alimentación intuitiva.

Este modelo fue desarrollado en 1995 por dos dietistas estadounidenses, Evelyn Tribole y Elyse Resch, quienes estaban convencidas de que una buena alimentación debe basarse en la simplicidad de escuchar a tu cuerpo.

La fórmula de la alimentación intuitiva es comer cuando te apetezca, parar cuando estés lleno, evitar solucionar malos sentimientos a través de los alimentos y centrarse en las señales que tu propio organismo manda.

De acuerdo con las dietistas, todos nacemos con una forma intuitiva de comer, los niños pequeños comen cuando tienen hambre y paran cuando están llenos, algunos días comen más que otros, pero todo corresponde a lo que su cuerpo les pide, a medida que crecemos olvidamos esa naturaleza por seguir lo que la sociedad nos ha dicho que es “correcto e incorrecto” comer.

Por eso el objetivo de la alimentación intuitiva es cambiar la forma en la que pensamos la alimentación, es lo opuesto a una dieta, sin contar calorías o macronutrientes, puedes consumir de todo, si aprendes a comer lo que te pide tu cuerpo.

Para ello Tribole y Resch explican los 10 principios básicos de la alimentación intuitiva en su libro Intuitive Eating: A Revolutionary Program that Works y aquí te compartimos estas claves:

Evita pensar en dietas, según estas expertas, la mayoría termina llevándote a un aumento de peso, antojos y sentimientos de culpa.

El hambre no es tu enemiga, es un estado natural que tiene tu cuerpo y mientras muchas dietas sugieren ignorarla o tratar de evitarla, la alimentación intuitiva te invita a conocerla e interpretarla con señales como fatiga, gruñidos de estómago, temblores, incapacidad para concentrarse y cambios de humor.

Reconcíliate con la comida, no pienses en si es mala o buena, en su lugar concéntrate en los sabores y en cómo te hace sentir. Seguir una alimentación intuitiva es preguntarte: ¿Te gustó el sabor? ¿Llena tu estómago? ¿Cómo se sintió tu cuerpo después de comer?

No te castigues, evita los remordimientos, puedes comerte de vez en cuando una bolsa de papas fritas y no por eso tienes que sentirte mal.

Descubre el factor de satisfacción, no solo busques que los alimentos te llenen para ya no comer más, disfrútalos.

Reconoce la saciedad, tu cuerpo es capaz de decirte cuando ha comido lo que necesita, esa es la base de la alimentación intuitiva, no importa si no terminaste todo lo que tienes en tu plato, si tu estómago te indica que está lleno, debes parar.

Cuida tus emociones, evita utilizar la comida para combatir la ansiedad, estrés, tristeza o aburrimiento, recuerda que la comida no soluciona problemas, en lugar de correr por un chocolate, realiza actividades relajantes y busca ayuda profesional.

Acepta tu cuerpo y aprende a quererlo tal como es, no te obsesiones por tener la talla “perfecta”, concéntrate en tener las medidas saludables que te hagan sentir bien. Al hacer ejercicio no te preocupes por las calorías que quemas, sino por la actividad que te mantiene en movimiento y te hace sentir bien.

La alimentación intuitiva no es un plan nutricional ni una dieta “milagrosa”, comer consciente se trata de encontrar el equilibrio entre los alimentos saludables que le hacen bien a tu cuerpo, escucharlo y aprender a cuidarlo de forma natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here